¿Cómo volver a la calma cuando estamos desbordados?

Son muchas las situaciones con nuestros hijos e hijas en las que nos vemos desbordados. Sobre todo, cuando tienen 2 o 3 años y son una “bomba” de emociones.

Y es precisamente en esos momento cuando más debemos recordar actuar desde el respeto.

Recurrir a pequeñas técnicas que nos ayuden a bajar la tensión es clave para volver en nosotros y actuar desde nuestra mejor versión.

¿Cómo lo hacemos?

  • Para. Sea lo que sea, puede esperar. Cuando nos sentimos desbordados, podemos ser presos de nuestras emociones y dejarnos arrastrar por ellas, reaccionando de forma impulsiva y sin respeto.
  • Respira profundamente. Céntrate en tu respiración. Coge aire y respira lenta y profundamente las veces que haga falta hasta que te sientas más relajado.
  • Busca un lugar que te dé calma. Si puedes, sal del sitio donde estés, date un paseo, una ducha, escucha música, lo que sea que sabes te permite relajarte. Recuerda que, sobre todo, se trata de encontrar un sitio de calma dentro de ti: así que, aún con bebé en brazos, pasea, canta o márcate un bailecito.
  • Conecta con lo mejor de ti. Deja que la respiración y la desconexión del problema te lleven hacia tu esencia. Asiéntate en lo mejor de ti: tu amor, tu alegría, tu gusto por ser madre/padre, etc. Y actúa desde tu mejor versión.

Se trata así de conectar contigo para poder conectar con tu hijo o hija (u otra persona con la que estés en conflicto en ese momento).

Porque sólo desde ahí, desde tu esencia podrás conectar con tus hijos y actuar desde lo mejor de ti, con respeto hacia ellos y hacia ti.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s